De sueño a PESADILLA

Creo que no mucho puedo hablar en cuanto a números, tácticas de juego o del deporte en sí como lo hacen sitios y periodistas especializados en eso. Y la verdad, es que no me interesa. El post de hoy viene a completar (de manera triste) lo que escribí ayer antes de la conferencia de Bielsa y claramente antes de las corrupelecciones de hoy.

No me molesta el hecho que se haya ido tal o cual tipo, por que la  verdad es que ni si quiera los conozco en persona y creo que jamás lo haré; pero lo que si me molesta es la estupidez humana. Quizá no teníamos lo mejor, quizá ni si quiera estábamos cerca de algo bueno, pero al menos lográbamos sentir algo tan lejano como el éxito muy, pero MUY cerca, al punto que hasta parecía real.

Comenzamos a creer que el trabajo, la consecuencia y el orden de verdad daba más frutos que la codicia, los engaños y la plata. Creo que nos sentimos un poquito más chilenos a medida que pasaban las fechas que, con justicia, cambiamos de eliminatorias a clasificatorias al mundial de Sudáfrica, a tal punto que logramos soñar con levantar dicho trofeo. Vivimos el sueño de ganarle a los monstruos, de pararnos de frente a los gigantes y de cosechar respeto en nuestros rivales. Si bien no éramos perfectos, ni mucho menos los mejores, las cosas hasta ahí nos funcionaban bien, quizá demasiado bien. ¿Donde está la belleza del asunto? Que hoy por hoy tenemos medidores reales de lo que le pasa a la gente, que ya no hay que creerle a los que nos tengan que decir en qué creer. +15.000 personas han sacado el CDF, protestas y apoyo en Quilín con frases que anotaría al bronce como la que dijo un hincha: ‘Vamos a vengar a Bielsa. Que se atengan estos weones’ y que al menos todo ésto sirvió para que nos diéramos que cuenta que quizá se podía… Hasta hoy.

Si, quizá sea apresurado juzgar en éste momento el capítulo que aún no se escribe en la historia de nuestro fútbol y ¿quien sabe? Tal vez en 4 años más ni si quiera nos acordemos ‘de un tal Haroldo y de un loco’ que alguna vez hicieron algo por nuestro fútbol, pero como dije antes, hasta hoy a las 12.30 del día estábamos viviendo un sueño y ¿quién no se ha despertado de uno tratando de dormir de inmediato para continuar la dulce historia que imaginamos mientras estábamos dormidos?

Muchas gracias a Harold Mayne-Nicholls y sus dirigentes por darle seriedad al fútbol chileno y gracias Marcelo Bielsa y su equipo técnico por darnos identidad. Gracias a ambos por darnos felicidad.

Anuncios

Acerca de jsaintemarie

Redactor @ Connect - Porta4

Publicado el 4 noviembre, 2010 en Fútbol. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: