Bitácora Santiago: Pt.1

Si usted me conoce, es asiduo a éste blog o al menos me tiene en alguna red social (de no ser ninguna opción, ni carajo idea del cómo que está leyendo ésto) sabrá que soy bastante fanático de la música, particularmente del rock, y hoy me di cuenta de cómo muchas de las cosas predicadas por los grandes rockstar a veces se pueden aplicar a la vida real, en el caso particular de hoy, a los Guns n Roses.

Si bien viña tiene ese encanto Paradise City, donde el pasto es verde y las minas lindas, Santiago tiene lo otro, la emoción de Welcome To Jungle: la diversión y los juegos (no, no hablo de ser gamer o de Fantasilandia, iluso). Quizá suene super de pueblo, pero es que en realidad que ésto es otro mundo, y no sólo por el frenesí de sus calles, las luces, edificios y todo el cliché, si no porque realmente acá hay gente y movimiento a cualquier hora y en cualquier lugar.

Probablemente toda la gente que veo en la calle a diario no la vea nunca más en mi perra vida, a diferencia de Viña de donde (orgullosamente) soy, donde todos se conocen con todos.  Aquí a todos les importas un carajo, y es sorprendente como te miran cuando das las gracias a la gente que te atiende o si eres buena onda con la cajera del supermercado, como que no están acostumbrados.

Ya en un plano algo mas personal, la verdad que donde me estoy quedando me acomoda bastante, la micro pasa a menos de 1/4 de cuadra y me deja a 3 de la Torre Titanium, donde trabajo (es que TENÍA que decirlo!), tengo 2 supermercados bien cerca aunque Ekono sucks, una farmacia y hasta una verdulería. Mi pieza tiene una envidiable terraza donde me siento a leer poesía (?) y tengo todas las comodidades tales como Wi-Fi, cable, cocina, etc.

Por otro lado, de la pega no puedo hablar mucho ya que estoy aprendiendo a mil por hora, pero el ambiente es la raja, mucha gente jóven y me he sentido bastante cómodo a pesar de que sólo llevo 2 días.

Así que por el momento eso; les voy a dejar un par de fotos para que cachen un poco mi vida de santiaguino, especial ojo con un par sacadas desde la azotea de Titanium (piso 54!).

Saludos a todos y hasta un nuevo reporte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de jsaintemarie

Redactor @ Connect - Porta4

Publicado el 15 marzo, 2011 en Otros. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Bueno, bueno… Santiago tiene para mí todos los encantos de la vida. Una larga vida nocturna, muchas cosas que hacer durante el día y la posbilidad de escaparte del mundanal e infernal ruido a la vuelta de la esquina.

    Trabajas cerca mío, jajaja, weeena!!!

    Ojala lo pases bien en Santiago… Y ojo, que por estos lares no falta rock. Si necesitas ayuda con eso, me avisas \m/

  2. Sobre lo de que te miran raro cuando das las gracias en algún lugar donde te atienden es totalmente cierto. Te lo digo porque soy santiaguino de toda la vida y estudio en la 5ta región y si es cuático el cambio. Saludos!

  3. Es increíble, sin lugar a dudas, que si das las gracias o pides permiso, recibes una mirada sofocante y pasajera con el subliminal: “provinciano”. Y sí, tenemos otra crianza, en ciudad claro, pero muy diferente. Jamás reemplazaría la arena por el cemento ni el mar por el esmog. No obstante, en casi 4 meses, algo de cariño le tengo a esta red de metro y a esta gente sin pausa. Gran post Jaime, un abrazo. Saludos al Guayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: