Archivo del sitio

Placeres simple de la vida moderna

Digamos que la gente trabaja para poder (sobre)vivir de manera cómoda y, si el mundo lo permite, darse uno que otro gusto o los llamados ‘placeres’ verdad? Bueno, para los que tenemos menos lucas en el bolsillo, hemos tenido que acostumbrarnos a gozar de las cosas simples de la vida, lo que no quiere decir que sean menos placenteras. Aquí les dejo mis placeres diarios, esas activiades poco glamorosas que durante un segundo nos hacen sentir en las nubes… 1,2,3 GO!

Cortarse las uñas: Lo dije, es una de las cosas con menos glamour, e incluso si se llega a encontrar con residuos ajenos llega a ser asqueroso, pero con una mano en la cuchara: ¿No es la raja el momento en que esa incómoda garra del dedo chico del pie, que nos hace daño cuando vamos caminando por la calle, abandona de manera temporal nuestro malogrado cuerpo?

Sonarse: Invierno, lluvia, resfrío y todos habdando adsí. Obvio que además de la agradable tos de la noche vienen los compañeros estornudos y unos que jamás fallan: Los famosos mocos, loros o como sea que les llamen. Entonces señor lector, dígame una cosa ¿No son sencillamente grandiosos esos 2 o 3 segundos post-sonarse donde nuestras fosas nasales se encuentran despejadas y sentimos como si la frescura del Polo Norte entraran directo a nuestro cerebro, sin un Halls de por medio?

Ducharse después de hacer deporte: Osea, voy a suponer que después de hacer deporte, porque los pulmones oxigenados producto de actividad física no son mucho mi fuerte, a pesar que ahora último estoy tratando de ponerle color, pero eso es otro tema. Es tan espectacular sacarse la

“Mira mamá, la piel de una anaconda!… Oh, wait”

mugre del cuerpo mientras el agua nos recorre cual caída de agua recibe la vertiente de río, que al terminar la experiencia nos sentimos como nuevos. Sólo se me ocurre que es como cuando las serpientes dejan su piel que parece condón por una nueva. ¡Un aplauso para la sabia naturaleza!

Ir al baño con ganas: Saliste a comer, abusaste del cheque de restaurante o del tenedor libre, además le pusiste weno al postre y el perla le sumó un café. Minutos después sucede lo impensado: un cosquilleo en la panza (no, no es una canción de Arjona) pero no de amor, si no que de algo parecido, dolor (</3) y para peor cachai que el baño del lugar no tiene pestillo y que falta un buen rato pa llegar a la pega o casa. Minutos de infierno que sólo son recompesados en ese momentos de inflexión en nuestras vidas, donde el tiempo se detiene y bajamos kilos que ni el mejor cirujano nos podría quitar tan rápido. Después caminamos con la sensanción de flotar sobre el piso. Mágico.

Escuchar nuestra canción favorita en la radio: Si sé que estamos en el 2012, que hay mp3, teléfonos, discman (?), streaming y cuanta cháchara para escuchar nuestra música, pero hay algo que es impagable: Saber que, al igual que tu, hay miles de pelotudos escuchando esa canción al mismo tiempo, con la misma interferencia producto de la mala repeción de la señal. Es ahí cuando nos damos cuenta ‘Que tremenda la tecnología como conecta a la gente, y pensar que esto pasa por el aire!’ (Bueno, quizá no lo piensan, pero es tiempo de reflexionar al respecto)

Salir a dar una vuelta en el Ferrari a 180 km/h por la costanera: Que? ustedes no lo hacen?

Ver minas ricas en la calle: No sé si para las mujeres será igual, pero caminar en primavera y ver una mina con un vestido, bien arreglada y bonita caminando por la calle es casi tan maravilloso como encontrarse 10 lucas. Mmm, Ok, las 10 lucas son mejores, es que agrada la vista ver un espectáculo así, son unos minutos donde todos nuestros problemas desaparecen, el mundo se pinta de

‘Bemga mi prinzezitààààh a los vrasos de su bellakitòòò”

colores y mariposas, a ella le salen rayos de luz de dudosos lugares y hasta suena música de fondo. Lástima que todo se interrumpe cuando cachai o que está conversando con un gremblin que es su mejor amiga o que pololea con el hipster-picado-a-alternativo-pero-que-en-verdad-es-un-pokemon-2.0 que está en la esquina o con ese cuma que le chupa hasta la garganta con el beso que le chanta en la jeta cuando la saluda.

En fin, quizá no sean los gustos más elegantes del mundo, ni mucho menos son cosas por las que nos esforcemos más de la cuenta, sin embargo son pequeñas acciones que mientras duran, nos hacen tocar el cielo, abrir nuestros brazos y tomar todas las estrellas del firmamento que titilan felicidad a la galaxia. (Bueno, quizá no tanto)

Y usted estimado click lector ¿Tiene algún placer simple que compartir, ya sea éste limpiarse las orejas, los clásicos  “5 minutos más” o despertarse a mitad de la noche, cachar que son las 2 am y saber que queda toda la noche por delante? Aquí tiene espacio para explayarse.

Anuncios

Lecciones de Enero

El 2011 no fue un eño exactamente bueno; ok, conseguí trabajo (al fin!) y me cambié de ciudad, pero de ahí en más no se si habrá sido raya para la suma, así que el 31 de diciembre/1 de enero fue algo así como un momento clave para tomar revancha, partir de 0 o lo que sea que cada uno piense, a pesar que realmente el  cambio de año no sea más que un sistema creado para tener cierto órden en como manejamos nuestros tiempos y medir que tan jóven se es.

Y resulta que las cosas parecen mejorar. Quizá no sustancialmente, pero mejoran, y para prueba quiero enumerar las cosas que he aprendido/descubierto en éstos primeros 31 días del supuesto último año de nuestra existencia (junten miedo!).

Como éste blog no es famoso, no tiene miles de visitas ni mucho menos genera lucas por publicidad, lo siguiente es una especie de bitácora para mi, para que en uno años más cuando alguien me pregunte ¿y que ha sido de tu vida estos último años? le responda con el link, lo lea y diga ‘éste chico es un crá!’ (Ok, quizá no).

Si a alguien le sirve, bienvenido, pero lo dudo, ya que muchas de las cosas que aquí saldrán probablemente ustedes ya las saben o han aprendido en sus respectivas vidas, pero al ser yo un muchacho lento, me toma más tiempo.

– No dependo del alcohol para pasalor bien. Quizá para ustedes es trivial, pero para mi es algo.

– Andar contento es contagioso: No es que sea Bob Esponja repartiendo arcoiris, pero he aprendido que no hay que darle mucha pelota a las cosas que no lo merecen.

– Mi nueva frase preferida: ‘Me chupa un huevo’ – Casi una nueva filosofía de vida.

– El que se enoja, pierde: Claro, es imposible andar de buenas siempre y con todo el mundo, pero a veces hay que saber decir ‘sabi que? filo, ya está, la cagamos… Ahora veamos como nos arreglamos, dale?’ Como leí por ahi en algún perfil de Facebook ‘El orgullo no engorda, trágueselo’

– Babasónicos tira más onda que la mierda.

– Haz lo que quieras, realmente lo que se te venga en gana, siempre y cuando no le causes daño a nadie, tengas las herramientas para hacerlo y estés dispuest@ a que puedes no estar en lo correcto, sin embargo cagarla es parte del proceso, acostúmbrate.

– No hay libro, consejo, estrategia ni nada que enamore o guste más a una mina que ser atento, sonreír y ser preocupado, el resto es improvisación. Simplemente se tu mismo y todo va a estar bien.

– De la situación más trivial puede resultar algo totalmente inesperado: un carrete, una ida al supermercado, una conversación en la pega, lo que sea, siempre atento sipo.

– Hay un lugar que se llama Gualeguaychú y tiene un carnaval a toda raja!

– L@s argentin@s no son mala onda como desde chico hemos creído. Son mejores para la pelota, qué le vamos a hacer?

– Los piercings duelen (al menos 4 días después y contando)

En fin, creo que hay más, pero de momento eso es como lo principal. Nada mal para un mes, eh?

Nota aparte para 2 personas nuevas que he tenido el agrado de conocer y que sería buenísimo no perder el contacto: Ana (creeme que la invitación a Bs As te la cobraré, así que revisa bien lo que quieras de Casa e Ideas para llevar de
conrabando!) y Dami (Ya te lo dije todo, ahora la gracia es hacer que me lo creas)

Finalmente, algo que hoy MUCHA gente me dio a entender que es real: ‘El que la sigue, la consigue’, así que en 29 días más cuento si he conseguido algo nuevo.

Esperemos que si.

Los números de 2011

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 5.100 veces en 2011. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

El rumbo de Google+

Google+Volvamos unos 4 meses atrás: Google anunciaba que sacaría (al fin) una red social de calidad para todos, llamada ‘Google Plus’ (ó Google+). Mediante la estrategia del ‘sólo puedes ingresar con invitaciones enviadas por Dios’, causaron entre todos nosotros la necesidad  de estar ahí, de pertenecer al nuevo maravilloso producto/mundo que Google tenía para nosotros. Ok, logramos entrar en su fase beta, nos sorprendimos con sus círculos (idea genial si me permiten decirlo, no como el bodrio de listas automáticas que… digamos inventó Facebook que no sirve para nada) y de ahí en más, bueno, nada.

¿Nada, en serio Google? ¿Ese era su plan maestro? ¿Con ésto quieren pelear con Facebook y, en menos manera, con Twitter? Esa es la sensanción que nos dejó a todos en primera instancia. Un crecimiento explosivo, millones de usuarios al día pero que generaban la nada misma de tráfico. Y es que la culpa es nuestra por no entender el producto, o mejor dicho, de G+ por no saber explicarse.

Aquí es donde me mando ‘La Gran Salfate’ y les doy mi visión del la red de Google:

Seamos realistas, todos somos tremendamente cómodos, y si pudieramos tener todo lo que nos gusta en un sólo lugar (gracias Mall Marina Arauco por la frase) lo haríamos, por eso bajamos gestores de redes sociales, para no revisarlas una por una; gestores de mails, para no estar pendiente de todas las cuentas de manera particulas; y así suma y sigue. ¿Donde entra Google+ acá? Bueno, es bien fácil.

Para nadie es extraño que los tipos de las letras de colores tienen miles de servicios, unos más útiles y otros bien de mierda no tanto, pero de que son muchos, lo son. Por otro lado, es bien latero que si queremos ver un mapa tener que meternos a google.maps.com, si queremos ver el correo, meternos a gmail.com, si queremos leer nuestros feeds, ingresar a google.com/reader, si queremos ver videos tener que meternos a Youtube.com y así etc etc. Pues bien, ésta gente pensó ‘¿y si hacemos que estén todos nuestros servicios en un sólo lugar, y además cachamos que a todos estos giles que se meten a facebook que comparten hasta cuando van al baño, les damos la opción de poder tener a sus contactos, divididos en grupos y que puedan compartir información particularmente con las personas que quieran (mis papás no tienen porqué verme agarrándome al camión del fin de semana, pero quizá a mis amigos les entretenga, no?) y además les damos el plus de poder hacerlo en tiempo real mediante videoconferencias o ver streamings de youtube y comentarlos de manera grupal? BINGO! Hagamos Google Plus!’

Claro, hoy por hoy se ve fome porque aún no integra todo lo del Google World, por lo que es como tener una biblioteca preciosa llena sólo con una revista, pero con el paso del tiempo e integración de sus productos, creo que el cuento agarrará bastante vuelo. Sin  más, ya implementaron Google Reader y Youtube al Plus, y ya están trabajando para el asunto de los mapas, editores de fotografía, páginas de empresas, etc; vale decir potenciando el cuento.

En fin, no sea tonto. No utilice Google plus como Facebook ó Twitter, tenga siempre en mente que cada red social tiene su uso particular y su enfoque, y principalmente que NO TODAS SON PARA LO MISMO. Lo que es yo, hincha de todo lo que hace Google, creo que tal como sucedió con el robot verde, finalmente a Google+ el tiempo le dará la razón.

Los reyes de NADA

Supongo que a éstas alturas no escribir sobre el último capítulo de la ANFP/Bielsa sería un error; pero más allá de lo que me parezca todo el asunto (resumido en #JadueCTM) me llama mucho la atención el mundo de los ‘entendidos’ del fútbol, la llamada ‘opinión pública’ o, derechamente en ésta materia, los periodistas deportivos.

No me malinterprete, no tengo nada en contra de la profesión de periodista, sin embargo encuentro que los que hoy aparecen por la pantalla chica no hacen más echar carbón a todos los temas, victimizandose y poniéndose siempre en la vereda del ‘pobrecito‘.

Ellos siempre tienen la razón, y cuando alguien les dice lo contrario, acusan de persecución. Siempre tienen fuentes que cuando son verdad o aciertan a lo que pasa, lo enrrostran en demasía, pero cuando se equivocan ¿dicen algo? No pues, calladitos y nunca más nada. ¿Ejemplo? Ok, aquí va uno:

Señores como Felipe Bianchi, Juan Cristóbal Guarello o Rodrigo Sepúlveda me tienen asqueado con su soberbia y ese ‘yo lo sé todo’ que muestran día a día en el noticiario favorito de cada uno de nosotros, al tal punto que, (y sin que a nada le interese, claramente) los tuve que dejar de seguir en Twitter debido a lo amargo de sus comentarios, donde todo está siempre mal, feo y hediondo.

Quizá muchos no compartan mi opinión, lo que me importa una soberana raja, así que lo dejo al criterio de cada uno, lo que es yo, sigo creyendo que es re fácil opinar sentado desde una silla en un set de TV sobre lo que hablan, hacen o dejan de hacer otros, así que les dejo el siguiente ejercicio:

Señores Bianchi, Guarello, Sepúlveda y cia. ¿Por que no postulan ustedes a dirigir la selección, o al menos un equipo chico (incluso de barrio) y demuestran en la cancha que todo lo que ustedes postulan es cierto? Así se gana la credibilidad señores, no atacando sin sentido y buscando los problemas en lo ajeno, si no que mirando, analizando y encontrando las soluciones. Babosos.

A un año…

Para quienes no fueron o no se acuerdan, acá va una pequeña vitácora de ese día:

Despierto a las 8 de la mañana para partir, lógicamente sin salir la noche anterior. Parada en una farmacia para comprar aspirinas, a la casa de un amigo para juntarnos y nos fuimos a Santiago al ritmo del ‘Orgullo, Pasión y Gloria’, al calor infernal de un típico 26 de enero en la capital. Paradas obligadas en la carretera desde Viña al ‘baño’ y comer una que otra cosa para llegar de la mejor manera. A medida que avanzábamos aparecían más y más poleras negras de distintas bandas de metal, claramente dominada por la más grande de todas, un buen indicio de que el camino era el correcto.

‘¡Weón, llegamos!’

‘¿Cómo sabí?

‘ ¡Mira la fila de metaleros!’

Primera meta cumplida, llegar al Club Hípico. Ok, a buscar estacionamiento y comprar algo para tomar (algunos compraron cerveza, yo por mi parte me fui por 3 Gatorades y 4 Red Bulls). Pasamos por un Lider y una que otra botillería hasta recolectar lo buscado, así que partimos a hacer la hora, ya que eran como las 12:30 del día y las puertas abrían a las 17:00; por lo que figurábamos  sentados en la vereda escuchando la radio Concierto que transmitía un show del año ’91 (San Diego si la memoria no me falla).

Parte del equipo fue a buscar cosas en la que no entraré en detalle, por lo que yo, que no necesitaba nada más que estar hidratado y lleno de energía para LA noche que había esperado 10 años, me quedé con otro amigo sentados más de 3 hrs. en la calle, mientras pasaba gente que perseguía la misma idea de nosotros: una noche inolvidable.

A eso de las 17:30 hrs nos aburrimos de esperar y emprendimos viaje al espectáculo, y gracias a que teníamos las odiadas canchas VIP quedamos delante de cómo 35.000 personas sin sufrir nada más que el calor infernal aumentado por el uso de las clásicas poleras negras, un suelo cubierto de plástico y la ausencia de mar, por lo que los viajes a los baños a mojarnos enteros fueron parte de la rutina.

La mala idea: Avanzar hasta adelante 2 hrs. antes del show para poderlo ver de cerca a los tipos de los DVD’s, de los Mp3 y de cuanto formato existente haya, aunque para eso hubo que aguantar el calor amenizado por los chascones de CRIMINAL.

Termina el show y sólo suena la música de fondo (Green Day nos tenía asqueados, ¿Cómo el DJ no cacha que mezclar metal y punk californiano no es buena idea? En fin…), cuando en eso se oyen riffs y ruidos de guitarras las cuales estaban siendo probadas, siendo esa la primera impresión fuerte; las guitarras, bajos y la batería que siempre vi en la TV o fotos estaban a no más de 7 mts de distancia, épico.

‘¡Agua! ¡Agua!’ gritábamos todos, 50.000 personas, a los cuales se nos arrojó un vaso cada 10 minutos, pero no importaba, todo valía la pena por estar ahí, presentes.

El show debía comenzar a las 21:00 hrs, pero recién a las 21:20 se apaga todo (sabríamos después que un problema menor en policía

internacional fue el causante del pequeño desface), se prenden las enormes pantallas de led y salen las imágenes de ‘El bueno, el malo y el feo’ acompañadas por la pieza clásica de Ennio MorriconeThe ecstasy of gold’. Aumenta el nervio, termina la canción, sale Lars Ulrich parado en su Tama y comienza el verdadero infierno: Metallica, por tercera vez, en Chile.

Setlist Metallica en Chile (enero 26, 2o1o)

Fotos Metallica en Chile (Sacadas de MetOnTour.com)

Audio Metallica en Chile

De BLOG en blog

Dentro de todo éste asunto de la comunicación 2.0, que la red social, que los amigos, que twitter y bla bla bla, una de las cosas que más me llama la atención es el asunto de los blogs:

Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textosartículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. El nombre bitácora está basado en los cuadernos de bitácora, cuadernos de viaje que se utilizaban en los barcos para relatar el desarrollo del viaje y que se guardaban en la bitácora. Aunque el nombre se ha popularizado en los últimos años a raíz de su utilización en diferentes ámbitos, el cuaderno de trabajo o bitácora ha sido utilizado desde siempre.

Obviamente no estoy descubriendo la pólvora ni mucho menos, pero creo que nunca me había puesto a pensar en ésto de escribir para alguien, para nadie, para el mundo o simplemente escribir por escribir. En fin, el tema es que me metí en distintos servicios de blog, como Blogger, WordPress y Tumblr. Al primero me metí lógicamente por el tema de Google y que era uno de los más populares por allá el 2008. Luego, con la alianza de Windows Live y WordPress, hacerme uno era mucho más fácil, por que básicamente la cuenta ya estaba hecha; mientras que hace unos días (y después de leer que mucho de mi TL de twitter tenía uno) me lleve la grata sorpresa de Tumblr. Les cuento un poco el uso que le doy a cada uno:

Blogger: Básicamente es como un tomador de notas. Cada vez que leo mis feeds, los que encuentro interesantes (con relación al markting y/o tecnología más que nada) los mando a mi blogger, como una especie de ‘block de apuntes’, además de eso, cada post lo comparto en Twitter para el que le interesa. ¿Nada mal, no?

WordPress: Lo que está leyendo pues, opinión. Creo firmemente que todos tenemos una opinión para todo, y si hay formas de hacerlo, ¿por qué no?. Es bien fácil de usar, bastante formal si se quiere… No sé, me acomoda.

Tumblr: Éste me mató. Lo uso para compartir cosas más ‘entretenidas’ (si es que tiene el mismo concepto de entretención que tengo yo). Una foto, una frase, una canción, un link, lo que sea. Básicamente es un blog más ‘libre’, ya que el formato es excesivamente simple y, en palabras de @Juanmchamorro, adictivo.

En fin, ojalá este post motive a alguien por escribir de lo que sea, subir algo o compartir lo que quiera, total, el valor de las cosas lo damos nosotros mismos… Mhmm, buena frase, la subiré a algún lado.

The SOCIAL Network

Resulta que el lunes fui al cine gracias a un concurso de @marinaarauco a la avant premier de THE SOCIAL NETWORK (‘Red Social’, coño!) con mi amigo @jeanlaude y con @nicocerda. Llegamos y había bastante más gente de la que yo esperaba (además de una twtcam y ¡helado gratis!). El tema es que fui a ver la película con la expectativa de que el trailer se veía bastante más entretenido que la otra basura de moda ‘QUE PENA TU VIDA’ entretenido, así que todo bien (punto aparte la sala de cine LLENA de gente y todos con sus celulares twitteando, facebook y hasta había una persona con un netbook – freak).

El asunto es que la película es bien bien buena; no es como ver un documental de lo cool que es Facebook y bla bla bla, si no que va más allá; pretende mostrar (de muy buena manera) que si crees en una idea, tienes que hacer TODO lo que esté en tus manos para lograrlo, y que si mantienes tus ideales en primer orden de cosas, todo saldrá bien. Si, de acuerdo, hay quienes dirán ‘pero ese Mark Zuckerberg es un maricón por robarle la idea a sus amigos/creadores’ pero el asunto es: Si tienes una buena idea y crees firmemente en ella ¿debes esperar que los demás se suban al carro y quizá hacerte bajar en la estación equivocada? (¡Que maravilla de analogía!). Quizá hay formas y formas, pero de todas maneras lo que demuestra ésto es que SE PUEDE APUNTAR ALTO Y LOGRARLO, con talento, dedicación y cojones para tomar decisiones crudas cuando se exige.

Así que si tiene la oportunidad de ir a verla, hágalo, por que realmente vale la pena.