Archivo del sitio

El contenido es el REY

De acuerdo al post ‘La publicidad online depende de numerosos factores para ser eficaz’ hay distintos motivos por los que un anuncio puede ser o no exitoso.  Un post bastante obvio que presenta uno que otro dato numérico que puede serle útil a más de alguno, pero que no aborda algo que creo se está haciendo altamente relevante en los tiempos de la Web 2.0: El contenido.

Quizá tenemos el banner de 728×90 centrado en la página de descuentos y promociones tipo ‘Grupote’ (vamos a usar un nombre ficticio para no tener problemas con la autoridad); sin embargo si no somos relevantes para el target, o mejor dicho, para el individuo al que estamos intentando seducir con la publicidad, tenemos la batalla perdida. Veámoslo así: tenemos la mejor oferta de autos, un aviso espectacular lleno de modelos, velocidad y vértigo pautado a las 22:00 hrs pero en un canal de cocina ¿Sirve de algo? Quizá a más de alguna mujer le interese o algún hombre esté viendo el canal, pero ciertamente no es lo mismo que si estuviera pautado en la final de la Champions League, cierto? Evite el comentario feminista ‘No sólo la mujer está en la cocina’, es un ejemplo nada más.

Bueno, acá es lo mismo. Los banners ya son medios anticuados, ensucian las páginas web y no siempre son de un diseño impecable, y como si fuera poco, algunas agencias pautan en cualquier lugar para cumplir con millones de impresiones e intentar cumplir con los clics planificados, sin embargo logran un CTR horrible ya que por cada 1.000.000 de apariciones logran 10 clics (números ficticios claramente).

¿No sería mejor hacer la pega un poco más a fondo, investigar sitios de real relevancia, que cliente efectivamente haga cosas llamativas para las personas, entregar algo más que un simple cuadrado saltarín (y a veces con una música desesperante) y hacer algo de calidad, con una estrategia detrás y bien pensada? Recuerden que en los tiempos que corren influye sustancialmente el contenido, la viralidad y lo social que podamos hacer las cosas. Google aporta con lo suyo con su botón +1 en los anuncios de Display, Facebook lo mismo con la segmentación al dedillo, lo que son deja sólo por preguntarnos ¿Estamos ofreciendo algo de real valor para el consumidor? No olvide que, al final del día, estamos comunicando para personas.

Anuncios

El GC de la pantalla más chica

Eso es un CG (Bueno, fue elegido con algo de maldad)

Facebook la hizo de nuevo. No sólo nos cambió el perfil que, para bien o para mal, creo es que refresh más drástico que la pequeña f ha hecho desde su creación (o bueno, al menos desde que yo soy usuario hace unos 4 ó 5 años), si no que ahora nos presentan una forma más de publicidad: poner anuncios en nuestro lector de feed (léase timeline, noticias, línea de tiempo, Primer Plano personal o como se quiera decir). Pero volvamos atrás para ver que la lógica planteada no es tan novedosa ni mucho menos creativa:

Hace unos años, cuando la televisión comenzó sus transmisiones por allá en 1936 probablemente no habían muchos programas que ver, sólo transmisiones bien locales. Luego, a medida que se fue extendiendo y generando contenido, algún tipo medio inteligente dijo ‘¿Y si metemos publicidad aquí?’ Ahora había que hacer que la programación fuera buena para que la gente viera los programas y las empresas de la época invirtieran más dinero en x canal. Al tiempo otro personaje inventa el control remoto, naciendo casi al instante el zapping (técnica de cambiar de canal apenas empiezan los comerciales o en su defecto, saltar de una señal en otra buscando algo entretenido para ver que la porqiería sin sentido que estamos consumiendo), lo que se volvió un dolor de cabeza ya que la gente podía no ver los comerciales. ¿Solución? Metamos una barrita con publicidad en medio de la transmisión ¡Que genios!

Hasta aquí se ve la lógica de Facebook: si la gente no pesca los anuncios de los costados, metamos publicidad donde si la vean, donde si estén pendientes todo el tiempo, algo tremendamente invasivo y molesto, ya que si veo las noticias de mis amigos, eso es lo que espero ver, no un ‘Haz click y gana un viaje/iPad/regalo’ o lo que sea que esté de moda; pero bueno, nadie nos obliga a ser usuarios, verdad?

Basado en el ejemplo anterios, podemos asumir lo que se viene para el futuro:

En las teleseries y programas se pueden ver las marcas como parte de la escenografía e incluso como parte del argumento en algunos casos (Entel es el rey de poner su logo en los teléfonos móviles en cuanto programa se presta para eso); por lo que no se sorprendan si el día de mañana en sus fotos sale un logo en la esquina inferior derecha, resaltan la marca que sale en los recuerdos de sus vacaciones o simplemente meten spots en los videos que subimos, total, es cosa de mirar a la pantalla un poco más grande para saber que se veía venir.

Un alicaído CREATIVIÑA

El post del día de hoy es bastante ‘local’ (por decirlo de alguna manera), por lo que los lectores de otros países probablemente no se sientan muy atraídos al respecto (?).

Hoy me llegó un mail con una invitación (previa cancelación de $5.000) al concurso/seminario de publicidad organizado por el Duoc de Viña del Mar CREATIVIÑA’, el que es considerado el mejor concurso de publicidad a nivel universitario en sudamérica. La verdad es que como ex-alumno de esa escuela, la mejor de la 5ta región en el rubro, es un orgullo tener ese tipo de instancias para que los estudiantes desarrollen la creatividad, y obviamente que me dieron ganas de ir una vez más… claro que eso fue hasta ver los relatores de este año. No lo mal entienda, son tremendo tipos con enormes currículums y todo, pero la verdad es que ver nuevamente a la gente de la Academia Mac, a Nicolás Copano o a Samuel Benavente, no me llama demasiado la atención. Yo sé que quizá lo que importa, más que el relator, sea la charla en sí, pero diera la impresión que los organizadores se están quedando abajo del tren.

Independiente de eso, el otro tema que no me hace mucho sentido es que si es un seminario hecho por los capos de la publicidad y marketing, aún no entiendo que el año pasado hayan no hecho una twitcam o al menos un seguimiento del seminario por algún sitio de internet (o quizá si lo hicieron, pero si ni yo lo supe, y eso que asistí, quizá la comuniación no fue muy buena). No sé por que no han subido las mejores charlas de los años pasados (aunque sea un podcast), o si quiera un blog donde seamos nosotros mismos los que propongamos cosas para el seminario, qué se yo. Es más, creo que es tal la poca expectativa que levanta el evento que se hizo un concurso para asistir gratis al que respondieron 10 personas. Insisto, no quiero que se entienda como una crítica destructiva, ya que ciertamente creo que hay que volver a hacer que el evento tenga la fuerza y la estampa de años anteriores, cuando las semanas previas no se hablaba de otro tema que no fuera el concurso y el hambre que teníamos todos por participar y, en el mejor de los casos, ganarlo. Creo fuertemente que hoy en día están todas las herramientas para que seamos nosotros mismos, los ‘consumidores’ los que ayudemos a crear algo potente de nuevo (más que una cuenta en Facebook o Twitter para contarnos que existe), así que aprovéchenlo, para volver a estar orgullosos y decir nuevamente con la frente en alto ‘yo estuve ahí!’