Archivo del sitio

¿Que pasó LG?

Bonito pero tontito.

El primer teléfono dual core del mundo” decían unos, “El más rápido del mundo” decían otros. Bajo esa leyenda, era obvio que me iba a calentar por la joya que presentaba LG el año pasado, el que significaría mi paso desde mi amado Xperia X1 a un smartphone de gama alta (bueno, eso se suponía). No voy a entrar en detalles, solo hacer un poco de memoria sobre el último año, celulisticamente hablando.

A ver, partamos por lo bueno: A mi el teléfono estéticamente hablando me encanta. El material es la raja, la pantalla es clara y el brillo es maravilloso. Buenos colores, cámara, tamaño (4′ es lo justo y necesario, no más pantallas del porte de un tele porfa!), en fin, bastante bueno al principio.

¿Que pasó LG? Eras tan chévere, hasta que te mandaste los condoros típicos del macho dominante: Prometer lo que no pudiste cumplir. De entradita dijiste que la joyita tendría Android 2.3 casi con la boleta de compra. Ojo, lo compré en junio y actualizó en diciembre cuando ya todos hablaban de la versión 4.0 de roboc verde. Como si fuera poco, el teléfono, si bien en un principio es a toda raja, después de un tiempo (léase horas o un par de días) watea terriblemente. Se pone lento,  se queda pegado o simplemente (ya no

Malditas!

tanto al menos) se reinicia. ‘Quizá el laucher lo mata’, ‘Teni muchos widgets por washo’. Lo reiniciaron desde la misma compañía LG, onda, Entel jamás le ha metido mano, con launcher original y lo mismo. El Ferrari corre, pero 2 cuadras… Y no lo queremos para correr 2 cuadras, verdad? Insisto, si no fuera por estos ¿detalles? sería el teléfono ideal al menos para mi, pero los tiene, existen y me cagan la vida. Y lo peor, es que los chinos que lo inventaron ya no están ni ahí, sacaron el 3D, Optimus ME, ahora van por el 4x y los clientes con menos de un año de tener el aparatito, bueno, se lo pueden meter por donde no brilla el sol.

LG, después no nos enojemos si Samsung nos va ganando en cuota de mercado, si iPhone nos aplasta en ventas o si quiera un marginal como Nokia, de la mano de WP, nos saca cabezas de ventaja; se lo merecerían, eso por morder la mano que les da de comer: las personas.

El nuevo Nexus querían hacer. Gigante les queda ese poncho.

Anuncios